Según el periodista Jia Lei, a partir del próximo curso, la CBA sólo la disputarán deportistas nacionales. La decisión tiene repercusiones a nivel mundial.

Cambio importante en el mapa baloncestístico mundial. Según el periodista local Jia Lei, la CBA, la liga china de baloncesto, se disputará sin deportistas extranjeros a partir de la próxima temporada. La información, difundida por Emiliano Carchia, tiene repercusiones importantes a nivel internacional, pues, en los últimos años, la competición se había convertido en un foco de atracción importante de talento procedente de todas las ligas. La decisión habría sido tomada por los accionistas de la entidad organizadora y, posteriormente, aprobada por la Administración General de Deportes.

En los últimos años, la liga había sido capaz de captar jugadores con pasado NBA o en ligas europeas de primer nivel, no solamente como última parada antes de la retirada, sino que también como opción para seguir con trayectorias de poca experiencia o, incluso, en momentos de plena madurez. Jugadores como Luis Scola o Errick McCollum, actualmente, jugador de Euroliga con el Khimki ruso, son algunos ejemplos. El base estadounidense, de hecho, llegó a anotar 82 puntos en un mismo partido en la competición asiática. El argentino, por su parte, tras 10 años en la NBA, decidía poner rumbo a la CBA en 2017. Allí, disputó dos temporadas, una con el Shanxi Zhongyu y otra con el Shanghai Sharks, que se quedaron lejos de ser un paso previo a la retirada. En el Mundial de China, precisamente, lograría colgarse la medalla de plata tras caer ante España en la final y, ahora, a sus 41 años y tras regresar a la liga italiana, ya se prepara para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Son solamente dos nombres de una larga retahíla. Jimmer Fredette, con seis temporadas en la NBA, Darius Adams, con pasado en el Baskonia, Marshon Brooks, también con varias temporadas en la mejor liga del mundo La lista de jugadores que, en algún momento, se han dejado ver por la CBA es larga, pero, al parecer, ya no crecerá más.

De este modo, los baloncestistas no nacionales que actualmente disputen la competición deberán buscar nuevos equipos en otras ligas. Entre ellos, Miroslav Raduljica, Donatas Motiejunas, Wilson Chandler o el propio Adams. Un nuevo escenario a nivel internacional. Dichos jugadores, por otro lado, podrían optar por disputar ligas menores dentro del propio país. En el caso de la CBA, seguramente, la medida venga impulsada por la necesidad de potenciar el talento nacional, ensombrecido, muchas veces, por los jugadores llegados desde las ligas de mayor prestigio, con los 82 puntos de McCollum, así como promedios irreales, como muestra. En todo caso, un nuevo escenario que abre nuevas puertas en el mercado. Una pequeña revolución.

Read More