Tras la negativa de Pepe Pozas, el club vizcaíno sella el regreso del brasileño a la ACB. Faltaría por cerrar el suplente del cinco, aunque aún puede haber más movimientos.

Mumbrú no veía claro eso de volver a dejar la batuta en manos de Rousselle y Hakanson la temporada próxima y se propuso rastrear el mercado en busca de un base más director, un jugador que supiera controlar el juego y marcar el ritmo cuando la cosa se descontrola. Además, debía ser cupo. Lo intentaron con Pepe Pozas, que deja el Obradoiro tras una etapa larga y brillante, pero este ha preferido los euros del Betis. Y después ha tocado la puerta de Rafa Luz, que se parece muchísimo a Pepe, pues es otro jugador experto que conoce bien la Liga, bajito, eléctrico atrás y con capacidad para generar juego. El club de Miribilla ha oficializado su contratación por un año.

La pista de Luz (1.88 y 29 años) se perdió en la ACB en febrero, tras rescindir su contrato en el UCAM Murcia, donde firmó unas medias de 1.7 puntos y 1.7 asistencias. Sus problemas físicos le perjudicaron y solo actuó en nueve partidos la pasada campaña. En su currículo figura una grave lesión de rodilla, en 2017, que le mantuvo medio año alejado de las canchas. Después de la etapa pimentonera se fue al Kedainiai Nevezis lituano, donde mejoró los números: 8.9 puntos, 4.3 asistencias y 3.3 rebotes en 25 minutos por partido. en la LKL.

Rafael Freire Luz, nacionalizado español en 2009, es un clásico de la ACB. Llegó a España siendo un niño para formarse, hace 14 años, en el Unicaja, que lo fue fogueando por Clínicas Rincón, Granada y Lucentum Alicante. En 2012 ya quedó libre y firmó por el Obradoiro. Luego regresó  a su país y más adelante tuvo un paso por el Baskonia, Andorra y UCAM Murcia. Es hermano de varias jugadoras internacionales por su país y con apenas 15 años ya fue convocado por la selección Sub-18 de Brasil. Luz ha llegado a ser internacional absoluto por la ‘canarinha’, disputando entre otros el FIBA Américas de 2011, en el que se hizo con una medalla de plata, así como el Sudamericano de 2012.  En su currículum destacan también los Juegos Olímpicos de Río 2016 y el oro en los Panamericanos de 2015. También cuenta con experiencia en competición europea tras disputar Euroliga y Eurocup. En sus brazos figura tatuado un lema: “Si lo tienes en tu mente… lo tendrás en tus manos”. El jugador viene de disputar el preolímpico con la selección brasileña, con la que ha promediado 6.5 puntos, 2.3 rebotes, 2 asistencias y 11.5 de valoración en 15.6 minutos de juego. 

El director deportivo, Rafa Pueyo, lo define así: “Rafa Luz nos va a aportar experiencia y conocimiento del juego y de la Liga Endesa. Es un jugador que piensa primero en el equipo, ayuda a que sus compañeros puedan exprimir sus virtudes. Defensivamente es un jugador de alto nivel y puede defender tanto a bases como a escoltas y en ataque es un jugador agresivo pero que comete pocos errores”.

Con este fichaje, el Bilbao Basket queda a expensas de cerrar al suplente del cinco Whitey para cerrar la plantilla. Pero aún puede haber otro retoque para mejorar lo que ya está confirmado. Un diseño de equipo no muy físico y escaso de centímetros en el perímetro, con un solo tres puro como Reyes, que estaba en la LEB hace nada, y que centra muchas esperanzas en Goudelock y en la rápida adaptación de Bigote para garantizar puntos. Tampoco hay un cuatro abierto que cumpla la función de Kulboka. Lo que sí hay es “energía”, ese concepto tan de moda ahora, y actividad en las manos y piernas de los hombres que tiene Mumbrú, y una notable capacidad para rebotear. Tienen este grupo más polivalencia, ya que muchos de los integrantes del juego exterior pueden alternar dos posiciones. 

Read More