Kristaps Porzingis (31+18) dio un paso adelante, pero no suficiente para llevar a los Mavs a la victoria. Luka Doncic descansó por el ‘back-to-back’.

Se repitió la estrategia y se repitió para mal. Los Mavericks vuelven a elegir un partido para que Luka Doncic se tome un respiro y caen sin él. Aunque oficialmente se le categorizó con unas molestias en la espalda, descanso puro y duro. El equipo texano juega dos partidos en dos noches y la segunda, ante los Pelicans, es la que han considerado que es en la que tiene que estar el esloveno. Encuentro ante Zion Williamson, equipo de la Conferencia Oeste, etc. Esta vez se entiende muy bien el porqué, pero el hecho es que el primer compromiso se arriesgó y más sabiendo que a la franquicia le faltan un par de jugadores más por lo ocurrido en el cierre del mercado de traspasos, cuando consiguieron a J.J. Redick y Nicolò Melli precisamente en un acuerdo con New Orleans.

Y hay precedente claro de este aparte con Doncic: antes del All-Star, ante los Thunder, se tomó un respiro también el esloveno, en aquel caso realmente llamativo ya que iba a participar en un evento en pleno descanso pero con mínimas exigencias. Los Mavs cayeron claramente ante un rival de conferencia. En otro contexto esto no tendría mayor lectura, pero los de Rick Carlisle están pasando verdaderos problemas para sumar victorias entre el coronavirus y un equipo que rompió a jugar bien ya a finales de febrero. 

De este hecho se hicieron eco los Pacers, el equipo que pasó por Dallas para ver qué cazaba. Son de los serios de la Conferencia Este, de los equipos que menos ruido hace y, en comparación, más partidos gana. Se cumplió tal máxima. Sin mucha alharaca se llevaron fácil este partido ante los Mavericks. En el Este hay seis equipos en dos victorias e Indiana lleva cuatro en cinco partidos, optando a la cuarta plaza de la tabla a poco que Caris LeVert se acople a la plantilla que este año está dirigiendo Nate Bjorkgren. Duelo bonito y europeo entre Porzingis, que hizo lo que pudo, y Sabonis, aunque también se unió un Myles Turner desacertado en ataque pero que puso siete tapones. La sombra de Doncic es alargada. 

El tanteo no se aclaró hasta el segundo cuarto, en el que los visitantes empezaron a, sobre todo, contener las aspiraciones ofensivas de los Mavs. El buen papel de Sumner y McConnell dirigiendo las operaciones cuando los jugadores rotaron, en contraste con un Brunson que habitualmente suele ser premiado por ello y que esta vez también sufrió la baja de Doncic, ayudó a ello. Al descanso se iban trece arriba. 

Kristaps Porzingis (31+18) tiró del carro, pero no valió. Domantas Sabonis y Malcolm Brogdon sí eran una pareja bien avenida y cada uno aportó 22 puntos para su equipo, que fue el triunfador. 

El conjunto local despertó algo con la charla en vestuarios, pero sólo algo. En el último cuarto volvieron a repetir errores, acusaron una clara falta de fluidez para meter puntos y más siendo ellos y lo que han demostrado estos últimos dos años. Turner puso el cerrojo y Sabonis y Brogdon, en amor y compaña, lideraron a los Pacers para vencer fácil e incluso que hubiera tiempo de descanso, que se ve que se necesita, para ellos.

Read More