Ambos llegan al quinto partido por caminos diferentes. Para los de Laso, la Final Four sería una gesta. Para los de Jasikevicius, no jugarla, un batacazo.

Los pronósticos señalaban a tres equipos por encima del resto para conquistar la Euroliga, pero el playoff ha embarrado a dos de ellos en una ciénaga de dudas. El único que ha cumplido las predicciones ha sido el CSKA de Moscú, que resolvió su choque ante el Fenerbahçe con desenvoltura: 3-0. Ni el Efes ni el Barça, los otros dos grandes candidatos, pueden decir lo mismo. Los dos se han enredado en sus eliminatorias y tendrán que buscar el pase a Colonia en el quinto partido ante el Real Madrid y el Zenit, respectivamente. Ambos siguen siendo los favoritos para acceder a la Final Four, sus rotundas plantillas y sus actuaciones en la liga regular así lo indican, pero llegarán al duelo decisivo con más interrogantes que sus rivales y con más que perder. Una losa que puede hundirles.

Las series del Efes y del Barcelona han tenido desarrollos diferentes, aunque el afluente haya desembocado en el mismo río. Los turcos dominaron los dos primeros partidos con sendas palizas que auguraban una solución rápida. Así era hasta que restaban cinco minutos para el final del tercer encuentro, con 13 puntos arriba. El Madrid tiró entonces de tesón, con una remontada increíble, que repitió en la cuarta cita, gracias a héroes puntuales como Sergio Llull y Usman Garuba, agarrados al orgullo. Un tercer milagro parece inviable, pero el baloncesto, más allá de sus estadísticas, también es un estado de ánimo, como cualquier deporte. La evolución del Barça ha sido diferente, porque en ningún duelo se le ha visto superior. Sus viejos conocidos Xavi Pascual y Kevin Pangos le tienen tomada la medida desde el principio: ganaron el primer combate, forzaron la prórroga en el segundo, apalizaron este viernes en el cuarto… Ante este panorama, las imágenes que proyectan Madrid y Barça son opuestas. Para los de Laso, la Final Four sería una gesta. Para los de Jasikevicius, no jugarla, un batacazo.

 

Read More