Tim Hardaway renueva con los Mavs, al igual que el carismático Boban Marjanovic, y llegan Reggie Bullock y Sterling Brown junto a Doncic.

Llegan refuerzos para los Mavericks a la espera de saber si Kristaps Porzingis, con contrato largo y costoso, continúa en la franquicia pese a su fricción con Luka Doncic.

El principal es el de Tim Hardaway, que no llega sino que sigue y con un acuerdo importante: según Shams Charania, 72 millones por 4 años. El escolta acabó la temporada en todo lo alto, siendo la segunda opción del equipo en ataque y con buenos porcentajes de tiro, por lo que su valor era alto en el mercado. 

También se queda Boban Marjanovic, apoyo moral para Doncic y con un perfil sobre la cancha de los que hay pocos jugadores en la NBA por su altura (2,4 metros). Su acuerdo, como recalca Tim MacMahon, es por un año más.

Se incorporan dos jugadores para dar cuerpo a ese exterior donde Luka Doncic seguirá siendo la referencia absoluta. Por un lado, el combo Sterling Brown, que (Marc Stein) llega con un acuerdo de 2 años y 6,2 millones. Por el otro, el tirador Reggie Bullock, que (Shams Charania) llega por 3 años y 30,5 millones. 

Con Bullock consiguen un tirador experto que también puede aportar en defensa, algo no cercano pero parecido a lo que tenían con el Seth Curry que estaba en los Mavs hasta el año pasado. Hardaway da un paso más en su crecimiento que debe respaldar en la cancha, Brown da soporte como suplente y buen músculo, algo que le faltó a los texanos en la eliminatoria contra los Clippers. Marjanovic, vestuario y una variante buena para cuando haya que probar con planes alternativos. Son los primeros cuatro movimientos de un equipo que, ahora con Kidd a la cabeza, busca impulsarse colectivamente de la misma manera que Doncic lo hace individualmente.

Read More