España, con el tridente Ndour-Torrens-Ouviña a toda máquina, gana a Canadá (66-76), firma una fase de grupos perfecta y ahora espera rival el lunes. Virtualmente, evita a Estados Unidos

Ya con Jorge Garbajosa, presidente de la FEB, en las gradas del Saitama Arena después de aterrizar vía Londres este sábado, España se dio un semifestín contra Canadá (66-76) para cerrar una primera fase de grupos inmaculada en Saitama y sentarse a esperar rival para cuartos en el sorteo de este lunes. El trabajo está hecho porque, aunque no es matemático, no será Estados Unidos en ningún caso. Un primer paso hacia la medalla en un equipo que está jugando redondo y se está convirtiendo en un puzzle perfecto, con Ndour, 20 puntos, arrolladora y una todoterreno, Ouviña (15 puntos y 7 asistencias), capaz de dirigir, asistir y anotar. El ‘Big Three’ lo completa Alba Torrens (12 puntos y 4 asistencias), que apareció para resolver el partido cuando se atisbó un mínimo de complicación. Esta España de Mondelo es un equipo con más jerarquía que el que anduvo dubitativo en el Eurobasket, y parece haber encontrado en la preparación la dirección hacia el éxito.

Esta vez, el madrugón en la Villa Olímpica no afectó a España. Con Silvia Domínguez asentada ya en el quinteto junto a Ouviña, Alba, Laura Gil y Ndour, las de Mondelo salieron como una moto y ganaron el primer cuarto: 13-23. Una pista de por dónde iría el partido. Entre todos, el despertador de Ndour es el de más calidad. Después de salirse en el partido de la primera jornada ante Corea, que también se jugó a las 10:00 horas, Astou volvió a salir de dulce. Está en un gran momento de forma. Consciente de que los cuartos están cerca, y de que la clasificación estaba asegurada salvo hecatombe, Mondelo repartió minutos y dosificó esfuerzos (Alba jugó 9:25 en la primera parte). Eso permitió minutos, por ejemplo, para Queralt Casas, que seguramente hizo los cuatro puntos más rápidos de su carrera. Canasta+robo+canasta. Canadá, no obstante, apretó en el segundo cuarto. Lisa Thomaidis debió advertir a sus jugadores de los riesgos de que el sorteo les castigase con Estados Unidos. Subieron un punto la agresividad y se acercaron el 34-40 al descanso.

España empezó lanzada el tercer cuarto, jugando con una tremenda seguridad en sus posibilidades. Un parcial de 2-16 mandó el partido a un 36-56, con recital de Ndour, triples de Ouviña, que está a un nivel espectacular, movimientos al poste de Laura Gil… Canadá quiso resistirse y con un ritmo desenfrenado que descolocó un poco a España, bajó la renta hasta los seis puntos (54-60). Una canasta de Silvia Domínguez en valiente penetración y dos triples de Alba Torrens sofocaron el levantamiento de las norteamericanas. Ndour terminó el trabajo y España se fue al vestuario y camino a los cuartos con grandes sensaciones. Transmite confianza.

Read More