Davis, Embiid, Harden, Kyrie… y ahora, por motivos distintos, Chris Paul y Kawhi. Las lesiones empobrecen los playoffs y LeBron explota contra la NBA.

Phil Jackson decía que los playoffs los decidían el talento y la suerte. Y lo segundo, ya se sabe, puede tener una connotación que no siempre es positiva. Las lesiones forman parte del deporte y en el presente curso han sido más habituales que nunca. Hasta ocho All Stars han padecido o padecen la desgracia del perjuicio del cuerpo, ese templo que todos deben cuidar para mantenerse al más alto nivel. Y, si contamos lo que le ha pasado a Chris Paul, de baja indefinida por los protocolos del coronaivirus, la crifra aumenta a nueve. Lakers, Nets, Sixers… prácticamente todos los equipos que han disputado la fase final han tenido algún percance, y sin muchos de ellos podríamos estar hablando de una historia totalmente distinta. Para bien o para mal.

Una cosa es cierta: de los condicionantes no se vive. El campeón será el último superviviente, y levantará el trofeo con todo merecimiento. Pero la NBA tendrá que hacer los deberes y pensar en la escabechina que se está produciendo. De los 140 días de media que un campeón tiene de descanso tras ganar el anillo, los Lakers disfrutaron de 72. Y todo, con un calendario condensado por culpa del coronavirus y una pandemia mundial que ha trastocado todos los planes. Eso, y los 72 partidos de regular season, han provocado que las molestias físicas se multipliquen. Y, con un play-in que dejaba a cuatro equipos sin apenas descanso de cara a playoffs, las dificultades han aumentado. En definitiva: problemas, problemas y más problemas para casi todos.

Esto ha provocado el enfado de muchos jugadores, que querían empezar en enero y no en diciembre, como la NBA propuso para slavar la lucrativa jornada de Navidad. LeBron, uno de los que aceptó empezar en diciembre pero intentó, hasta el final, retrasar ese comienzo, ha explotado en Twitter tras el anuncio de la lesión de Kawhi Leonard, haciendo mención a lo que dijo a inicios de curso y disculpándose con los aficionados por lo que están viendo. Y recalcando que hasta nueve All Stars están fuera de juego en estos momentos. Las palabras de James, el pionero de la era de los jugadores empoderados, contra la mejor Liga del mundo, se han hecho rápidamente virales.

A continuación, repasamos las principales lesiones (o ausencias) que ha habido en estos playoffs y su incidencia en cada uno de los equipos que las han padecido.

LOS ANGELES LAKERS

De los más perjudicados. Ya en temporada regular vieron como eran relegados al séptimo puesto y a disputar el play-in, esa especiede previa que la NBA se inventó en la burbuja y ha duplicado este año. Los angelinos sufrieron las bajas de LeBron y Davis durante el año, y ambas estrellas llegaron tocadas a playoffs. Sin embargo, los Lakers se adelantaban 2-1 y parecía que (cuando Paul, de los Suns, estaba con molestias físicas) iban a llevarse la eliminatoria. Ahí llegó un nuevo golpe: recaída de Anthony Davis, que lo intentó sin suerte en el sexto partido. Antes, Kentavious Caldwell-Pope había sufrido molestias. Y todo ello, sin LeBron al 100%. Los más perjudicados, al ganar en 2020, del poco descanso entre temporadas y el calendario condensado. De campeones, a decir adiós a las primeras de cambio.

BOSTON CELTICS

Durante el año sufrieron la baja de Jayson Tatum, asediado por el coronavirus. Después, se anunció que Jaylen Brown ni siquiera llegaría a playoffs. Con esa baja, una plantilla ya de por sí corta salvó el honor venciendo el tercer partido de su eliminatoria ante los todopoderosos Nets. Tras eso, adiós a Danny Ainge, Brad Stevens se hacía cargo de los despachos y la franquicia verde, todavía sin entrenador, ponía rumbo al rincón de pensar. Han tenido muchos errores, sí. Pero lesiones, también.

BROOKLYN NETS

Durante la temporada, el big three apenas coincidió. Y en playoffs, más de lo mismo. James Harden caía ante los Celtics y ha regresado de forma forzada para salvar la serie ante los Bucks. Kyrie Irving se lesionaba precisamente ante Milwaukee y no tiene fecha de retorno. Precisamente es Kevin Durant, que viene de una rotura del tendón de Aquiles, el que está sosteniendo a su equipo, que va 3-2 en la eliminatoria. Un héroe.

PHOENIX SUNS

Libraron la primera ronda ante los Lakers cuando parecían estar muertos y con problemas físicos de Chris Paul. Ahora, el base será baja indefinida, pero no por lesión, sino por los protocolos del coronavirus. Sin saber muy bien qué ha pasado y con Phoenix esperando rival (Utah o Clippers), es posible que el base se tenga que perder algún partido de las que son, tan solo, las segundas finales de Conferencia de su carrera. En la primera, en 2018 y con los Rockets, se perdió los dos últimos partidos, claro, por lesión. Un clásico en su vida deportiva, y ya casi una maldición.

UTAH JAZZ

Donovan Mitchell, por decisión del equipo, no forzó para el primer partido de la serie ante los Grizzlies. Su enfado y la derrota provocaron que el error no se volviera a repetir: cuatro victorias seguidas, y a semifinales. Ahora, la baja de los Jazz es Mike Conley, otro All Star y un sostén clave dentro de la dinámica de la franquicia de Salt Lake City. Que, de todas formas, tiene delante a unos Clippers que están bastante peor.

LOS ANGELES CLIPPERS

Tan solo hace unas horas se anunció el desastre: Kawhi Leonard era baja por una lesión. Minutos después, el diagnóstico era todavía peor, ya que se trata de una lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Su ausencia, indefinida, puede prolongarse mucho tiempo, y es peligrosa para un hombre con un importante historial de lesiones y que va camino de los 30 años. Antes, los Clippers ya sufrieron otra importante baja, la de un Serge Ibaka clave en el sistema de Tyronn Lue. Y sin su principal estrella, les queda, aparentemente, poca vida en playoffs. Una desgracia.

MILWAUKEE BUCKS

Aunque han tenido más suerte que el resto, sufrieron la ausencia de Donte DiVincenzo, un actor protagónico en el esquema de juego de Mike Budenholzer y un gran apoyo en pista para Giannis Antetokounmpo. Eso sí, van 3-2 abajo en semifinales contra un equipo, los Nets, que está infinitamente peor que ellos en este aspecto. A ver qué pasa.

PHILADELPHIA SIXERS

Eternamente dependientes de una estrella del calibre de Joel Embiid, todo depende de cómo esté el pívot. Ya se ausentó en primera ronda ante los Wizards y ha recaído en semifinales, ante unos Hawks más hechos y que han empatado a 2 la eliminatoria. La mala suerte se ceba con Doc Rivers, que buscaba la redención en la ciudad de la fraternidad y los relaciones entre las personas, pero se ha quedado con un pívot cuyo retorno genera dudas. El finalista para el MVP siempre ha sido de cristal y sus problemas físicos pueden dejar a los Sixers sin unas Finales a las que llevan todo el año opositando. Eran uno de los muchos favoritos. Y con todo merecimiento. Ahora, lo tienen complicado.

Read More