La estrella anotó 28 puntos y fue el líder en la victoria ante los Sixers. El equipo angelino suma cinco victorias consecutivas y siembra al pánico.

Los Clippers carburan. En el mejor momento de la temporada para encadenar una buena forma y estar en racha, el equipo que dirige Tyronn Lue está en una impresionante dinámica ascendente, merced a las cinco victorias conscutivas que han conseguido en las últimas jornadas. Ya tienen un partido ganado más que los Suns, que suman dos derrotas menos y les adelantan por media victoria en la clasificación. Y están a 4 de Utah, que parece intocable, de momento y a pesar de estar lejos de ese equipo que no perdía con absolutamente nadie, recientemente. Pues bien, los angelinos llevan cinco de cinco, seis de siete si echamos la vista un poco más atrás, y han ganado a rivales teóricamente inferiores (menos estos Sixers, quizá a un nivel similar a pesar de la ausencia de Embiid), pero lo han hecho practicando un gran juego de equipo, con Kawhi liderando sin grandes alardes y una sincronía y labor grupal que ha ido variando a medida que ha transcurrido la temporada, pero que ahora intentan convertir en una cualidad constante y regular.

El mejor del partido fue, claro, Kawhi Leonard. Descansó en el último ante su exequipo, los Spurs, contra el que si jugó el anterior (lo de jugar dos veces seguidas contra los mismos es muy típico esta temporada) y eso le ha servido para hacer una buena exhibición: 28 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 3 robos con solo 1 pérdida. El alero anotó solo 1 de 5 en triples, pero un buen 9 de 17 en tiros de campo y un excelente 9 de 11 desde la personal. Estuvo acompañado de Paul George, que se fue a 24 puntos (con 9 rebotes y 9 asistencias), 7 de ellos en los últimos 12 minutos, que ayudó a cerrar con su ya consabida habilidad. Además, Terance Mann certifica su gran momento de forma y se convierte en el tercer hombre de los Clippers con 23 puntos. Los angelinos tuvieron también a Marcus Morris y Reggie Jackson por encima de la decena y buenos minutos de Ivica Zubac (7+11), y ya esperan a Rajon Rondo, un fichaje incierto que puede salir muy bien… o no tanto.

En los Sixers, que siguen sin Joel Embiid, destacó en demasía Tobias Harris: 29 puntos (13 de 19 en tiros, espectacular), 7 rebotes y 6 asistencias. Harrris anotó 8 tantos en el último periodo, pero no fueron suficientes para remontar un partido que los Clippers habían amarrado (no sentenciado) en los dos periodos intermedios (segundo y tercero) consiguiendo una ventaja (97-85) al inicio del último cuarto que ya no perderían. Además de Harris, Danny Green anotó 5 triples (en 9 intentos) y se fue a los 17 puntos, Shake Milton anotó 16 y Dwight Howard, con más minutos y producción desde la lesión de Joel Embiid, se quedó en 9+11. El que no estuvo fino fue Ben Simmons, que se quedó en 15 tantos y sumó 7 rebotes, pero solo repartió 2 asistencias, bien asfixiado por la defensa angelina y el marcaje individual o las ayudas constantes de dos monstruos defensivos, Kawhi y Paul George.

Los Sixers venían de conseguir cuatro victorias consecutivas, por lo que siguen líderes de la Conferencia Este a pesar de la victoria. El equipo que dirige Doc Rivers (que se reencontraba con sus Clippers, de los que salió por la puerta de atrás hace unos meses)ha mantenido la primera posición desde inicios de temporada, pero está siendo continuamente acechado por lo todopoderosos Nets, el equipo más temido de la NBA. Son temidos por plantilla y calidad neta, pero no nos olvidemos que, aunque sea el talento el que gana campeonatos, hay más equipos por ahí que pueden dar guerra; y la capacidad de resurgimiento de los Clippers, siempre irregulares y llenos de incertidumbre pero con una plantilla compensada con un base que ya ha llegado, puede causar cierto miedo en una Conferencia Oeste en la que todos ganan y pierden partidos. Pero en la que pocos, claro, tienen a un jugador tan diferencial como Kawhi Leonard, capaz de ganarte un anillo y ser una estrella absolutamente histórica, a pesar de causar ciertas reticencias y no estar del todo en sintonía con el aficionado. Los Clippers están aquí y solo falta por ver si mantienen este njivel hasta el final, o esto es sólo pasajero. De momento, carburan. El resto, ya lo veremos.

Read More