Pau metió 16 puntos en su mejor partido tras su reaparición, Alejandro acabó cuarto en Lieja en su 41 cumpleaños y Rafa sumó un épico 12º título en el Godo.

Domingo, 25 de abril de 2021. Alejandro Valverde, en su 41 cumpleaños, ha luchado hasta el final por su quinta victoria en la Lieja-Bastoña-Lieja, las mismas que tiene Eddy Merckx. A su edad, entrar en los pronósticos de favoritos en un Monumento del ciclismo ya era una victoria, pero los campeones no se conforman con un aplauso romántico y nostálgico, siempre quieren más. Valverde ha llegado en el grupo de cinco corredores que se han jugado el éxito, ha recibido el estrecho marcaje de sus rivales, ha medido su distancia, ha lanzado el esprint… y ha sido remontado. Alejandro ha jugado a ganador y ha terminado cuarto, que a su edad también es ganar. Ese mismo día, por la mañana, otro ilustre del deporte español, y mundial, nacido el mismo año, en 1980, lograba su mejor marca personal desde su reaparición tras dos años en blanco por una lesión. Pau Gasol, con la camiseta del Barça, ha metido 16 puntos al Andorra y ha acabado con 19 de valoración. Tiene 40 años y cumplirá 41 en julio, camino de la inauguración de los Juegos. Dos cuarentones que se resisten a firmar su despedida.

Este 25 de abril también competía otro veterano, Rafa Nadal, que a sus 34 años casi parece un chaval al lado de sus dos compatriotas, aunque en un tenista profesional sí supone una edad avanzada. Valverde sucumbió ante Tadej Pogacar, de 22, el vigente campeón del Tour de Francia. Y Nadal se enfrentaba a Stefanos Tsitsipas, de la misma edad que el esloveno, uno de los máximos baluartes de la Next Gen. La final del Godó enfrentaba al mejor de la historia sobre tierra contra el mejor de la temporada. Un duelo colosal de generaciones. No defraudó. Nadal decantó el título en el tercer set para su 12º título en Barcelona tras 3 horas y 38 minutos de batalla. Los rivales crecen, el tiempo no perdona, pero ahí siguen los viejos rockeros en primera línea, igual que en los últimos tres lustros. Gasol, Valverde y Nadal. Como un domingo cualquiera.

Read More