Los taronjas volvieron a asaltar el WiZink por segunda esta temporada en un partido muy completo. Definitivamente el equipo ha vuelto a la vida…

El Valencia fue el Darth Vader del Madrid-Star Wars. Los taronjas volvieron a asaltar el WiZink por segunda esta temporada en un partido muy completo. Definitivamente el equipo ha vuelto a la vida después del bajonazo de la no clasificación para el top-8 de la Euroliga. La diferencia cosechada en el primer cuarto (12-27) fue administrada magistralmente por un conjunto que llegará al playoff con la fecha hacia arriba. Seis duelos consecutivos ganados le hacen superar en la tabla a un TD Systems Baskonia que aún tiene dos partidos menos. Un rival que seguramente será su rival en los cuartos de final de la Liga Endesa.

Ante el Real Madrid, el Valencia cimentó su victoria en una excepcional defensa (mención especial para Guillem Vives) y en un gran trabajo en el rebote con Dubljevic (9 rebotes), Kalinic (9) y Labeyrie (8). El acierto en el triple, en los momentos en que el Madrid amenzaba con la remontada, también fue fundamental para que el equipo de la Guerra de las Galaxias decidiera no malgastar sus energías y pensar en batallas posteriores. El Valencia está muy vivo. El año que viene no habrá Euroliga, pase lo que pase en la liga doméstica. Pero nadie le va a quitar la idea a los taronjas de luchar por este título. Será muy difícil. El camino hacia la final apunta al más complicado. Pero así llegó la Liga Endesa de 2017. ¿Por qué no volver a soñar?

 

Read More