La victoria del Retabet Bilbao sobre el Hereda San Pablo Burgos deja las cuentas claras y las opciones de salvación colegial muy difíciles.

El Movistar Estudiantes está contra las cuerdas. Parece el día de la marmota, pero en esta ocasión, la caída puede ser de aúpa y real. La victoria del Retabet Bilbao Basket frente al Hereda San Pablo Burgos (98-89) deja a los colegiales en puestos de descenso con las mismas victorias (9) que los vascos y el basket average a su favor al finalizar la temporada. Eso sí, solo les queda un partido para acabar el curso, este viernes frente a los castellanos en el WiZink Center. Por el contrario, a los chicos de Álex Mumbrú les quedan dos encuentros: Real Madrid en el Palacio y el Joventut para cerrar la fase regular en Miribilla.

Las cuentas

Si el Bilbao gana los dos partidos que le restan estará matemáticamente salvado. El País Vasco contará un año más con un representante, al menos, en la Liga Endesa.
Si el Estudiantes logra sacar su duelo contra el Burgos (al que recibirán en cuadro y tras enlazar ocho derrotas seguidas), los vizcaínos no tendrán margen de error: deberán hacer pleno, dos de dos.

Dos descensos no consumados

Si finalmente se consuma el descenso, los colegiales dejarán por primera vez en su historia la élite del baloncesto español: solo ellos, el Real Madrid y el Joventut han participado en todas las temporadas de Primera desde 1956 tanto en Liga Nacional como en ACB.

Además, será el tercer descenso del Estu en la última década. Y el primero del que no podrán escapar. En 2012 y 2016, los ramireños bajaron a LEB Oro, pero finalmente salvaron la categoría en los despachos, ante la imposibilidad por parte de los conjuntos de la LEB de pagar el canon de ascenso.

Read More