El equipo colegial se puso a tres puntos en el último cuarto (79-82, min. 37), pero la Penya mantuvo los nervios al final. Buen partido del canterano verdinegro.

El Movistar Estudiantes perdió (83-90) ante un Joventut de Badalona mucho más sólido, que con su tercera victoria consecutiva se asienta en la séptima posición de la Liga Endesa.

Los estudiantiles, pésimos en el tiro exterior con 7 de 29 en triples, fueron siempre a remolque y cuando tuvieron la ocasión de luchar por el triunfo con el 79-82 a tres minutos del final se hundieron ante una Penya con las ideas más claras.

Los madrileños empezaron mal y dos triples consecutivos de Bassas y Brodziansky dieron confianza a los catalanes (8-13, min. 6).

Los locales no estuvieron acertados en el tiro exterior y apenas inquietaron en el rebote defensivo, lo que permitió al Joventut irse de nueve puntos (13-22, min. 8) con un acertado López-Arostegui.

Los triples de Djurisic y Jackson despertaron al Estudiantes en el tramo final del primer cuarto y los puntos dentro de la zona de Arteaga y Djurisic lo pusieron dos abajo (29-31, min. 14).

La Penya se recompuso con Bassas y Tomic en pista. Un parcial de 2-10 liderado por Brodziansky desde la línea de tres puntos puso a los de Badalona diez arriba (34-44, min. 18). Una canasta final de Barea dejo el 43-51 al descanso.

Los catalanes estiraron la ventaja hasta los 13 puntos (46-59, min. 23) con Tomic dictando su ley bajo los aros pero dejaron que el estudiantiles se agarraran al partido ralentizando su juego.

Avramovic y Arteaga levantaron a los madrileños con un parcial de 9-0 en dos minutos que apretó el marcador (55-59, min. 25) antes de que Dimitrijevic frenara el avance estudiantil con cinco puntos que dieron aire a los verdinegros (62-69).

Ensanchó la ventaja Birgander en los primeros minutos del último cuarto (68-76, min. 33) pero se repitió la historia. Arteaga y Gentile pusieron el 74-76 con cinco minutos por delante.

El partido entró abierto en su fase decisiva. Avramovic hizo el 79-82 a lo respondió la Penya con un tiro libre de Brodziansky que acabó siendo decisivo a tres minutos de la conclusión.

El cúmulo de despropósitos del Estudiantes hasta el final del choque fue mayúsculo. Una canasta de Tomic y una autocanasta de Avramovic al intentar atrapar el rebote en el triple lanzado por el croata acabaron asegurando el triunfo catalán

Read More