Eslovenia se impuso a Lituania en la final de Kaunas con un Doncic excepcional (31+11+13) y un Cancar muy decisivo (18). Se enfrentará a la Selección en Tokio el 1 de agosto.

Hasta este Preolímpico, Luka Doncic había jugado su último (y único) campeonato con Eslovenia en 2017. Tras colgarse el oro en Estambul, su selección había desaparecido del mapa. Se quedó fuera del Mundial de China por las Ventanas y a este Preolímpico llegó con una invitación de la FIBA. Pero estará en los Juegos (triunfo ante Lituania por 85-96), es más, tiene una cita con España el próximo 1 de agosto a las 10:20 horas.

Doncic tenía ganas de volver a luchar por Eslovenia y se ha notado mucho en Kaunas. Antes de la ‘final’ ante Lituania, Wonderboy promediaba 18 puntos, 7 rebotes y 10,7 asistencias; en el descanso frente a la anfitriona ya llevaba 21 puntos. Su equipo, que había ganado los partidos previos por una media de 37,7 puntos, tumbó a Lituania y volvió a rozar la barrera de los cien puntos. Un campeonato espectacular que le sirve para estrenarse en unos Juegos Olímpicos.

Doncic comenzó algo más apagado en ataque, pero le pasó el testigo a Blazic, inmeso en el asalto inicial con 10 puntos, aunque sería el base de los Mavs el pusiera puso la máxima en esa primera parte (18-28). Doncic fue una auténtica pesadilla para Lituania, que no sabía cómo frenarle. Con su cuarto 2+1 de la tarde, puso el 49-52 para los suyos, pero Kalnietis empató el partido casi sobre la bocina (52-52).

Lituania era un horror desde el tiro libre (8/15), pero en cambio presumía de muñeca desde más allá de 6,75 (6/11). Butkevicius, con un triple, remontó los diez puntos de desventaja del primer cuarto (29-28 tras un parcial de 11-0), pero la anfitriona parecía ir siempre una marcha por detrás de su rival.

Tras el descanso, Eslovenia le hizo mucho daño con su tiro exterior. Por algo, ambas selecciones son cuna de tiradores. Con cuatro triples (dos de Cancar y uno de Tobey y Doncic), los de Sekulic se volvieron a marchar diez arriba, que fueron doce tras una canasta del nacionalizado Tobey (59-71, min. 24). Pero Lituania, impulsada por un Zalgirio Arena prepandemia, a reboscar, cogió oxígeno con un parcial de 10-0 que cerraba Sabonis con un triple. Cancar respondía también desde la línea de 6,75 (3/5) y Blazic devolvía la tranquilidad a los suyos con otro tiro de tres puntos (69-77). Con dos libres, el ex de Baskonia, MoraBanc y Barça volvía a colocar el +11 para los suyos (69-80) con diez minutos por jugarse.

La ventaja eslovena se amplió hasta los 16 con cinco tantos seguidos de Cancar (69-85), que seguía de dulce con sus tiros de larga distancia (4/6 en triples). Poco después, Doncic saltó a pista y capturó su décimo rebote para el primer triple-doble con su selección. Su cuenta personal se fue hasta los 31 (más 11 rebotes y 13 asistencias) con el 80-94, pero Eslovenia se estancó en esa cifra y Lituania dio el último empujón (85-94) a falta de 1:21. Fue inútil. Cancar amplió la renta a más de diez y el partido se paró en el 85-96 definitivo. Eslovenia irá a sus primeros Juegos y tiene una cita con España.

Read More