El alero (26 años y 1,98 metros) acabará este martes su cuarentena obligatoria y podrá unirse al resto de sus compañeros de los Thunder.

Gabriel Deck (26 años y 1,98 metros) está muy cerca de debutar en la NBA. El argentino cumple este martes su último día de cuarentena obligatoria y si, una vez más, el test de coronavirus da negativo, podrá unirse a los entrenamientos colectivos de los Oklahoma City Thunder y tendrá vía libre para estrenarse en la Liga norteamericana, que se encarrila su recta final.

Según las cuentas, el Tortu podría estrenarse el próximo 30 de abril ante New Orleans Pelicans y disfrutaría de tan solo diez partidos en su primera experiencia en la NBA: los playoffs son imposibles para los Thunder, que se encuentran en la 13ª posición de la Conferencia Oeste con un balance de 20-41 a 11 partidos de Golden State Warriors, el límite del play in estos momentos.

Vamos a intentar que (Deck) se incorpore lo antes posible. Es importante para él tener su oportunidad”, asegura su entrenador, Mark Daigneault, sobre un Deck que se ha entrenado en solitario, tanto en la cancha como en el gimnasio, durante la última semana, y que seguía a sus nuevos compañeros desde una habitación del hotel Colcord, según sus responsables de comunicación.

Contrato de Deck

Esto haría que el curso inicial del exjugador del Real Madrid en Estados Unidos fuera muy rentable, ya que cobrará 3,8 millones de dólares por esa decena de duelos. O lo que es lo mismo, 380.000 dólares por cada uno de ellos. Una cifra muy elevada, pero que era necesaria para que Thunder llegasen al margen salarial mínimo que exigía la NBA para esta campaña.

El contrato del de Colonia Dora se prolongará tres años más (el último, opción de equipo). En su segunda temporada percibirá 3,6 millones y en la tercera, 3,4 millones. En la cuarta, se embolsará un total de 3,4 millones.

Gran cambio

El cambio para Deck será gigantesco. Pasará de un equipo, el Madrid, con el que competía por todos los títulos en Europa a una franquicia que está en pleno proceso de reconstrucción: tiene 34 picks del draft para los próximos siete años. En las próximas temporadas (si no hay una revolución) perderá muchos más partidos de los que ganará. Los últimos puestos de la Conferencia Oeste serán su hogar.

Read More