El Movistar Estudiantes se mide con el Urbas Fuenlabrada este viernes (21:15, #Vamos). El derbi madrileño es clave para la salvación.

El Movistar Estudiantes se juega media vida este viernes en el WiZink Center (21:15, #Vamos). Los colegiales reciben al Urbas Fuenlabrada en un partido clave para la salvación de ambos equipos: los dos están empatados a 9 victorias, pero los del sur de Madrid tiene dos partidos aplazados.

“Estamos todos pensando en el partido. Vamos a la guerra. Ya tuvimos este encuentro en las dos últimas semanas contra Betis y Murcia y perdimos por nuestra culpa. No fuimos nosotros. Será un partido difícil e importante”, señala Aleksa Avramovic, que hace un pronóstico: “Si ganamos estamos dentro. Sin duda. Nos salvamos al 100%”.

Cuspinera

“Tenemos que salir intensos. Ellos son un equipo muy físico y supongo que intentarán postearnos con los exteriores. Debemos ser nosotros mismos y competir todo el partido para tener más opciones de ganar”, reflexiona Jota Cuspinera, entrenador del Estudiantes, que a las bajas de Vicedo, Jackson y Giedraitis para los que resta de temporada se une la de John Roberson para este partido. El base estadounidense aún no se ha recuperado de la lesión de la rodilla que se produjo ante el Coosur Betis.

El duelo contra los andaluces, al igual que frente al UCAM Murcia, fueron dos match ball que perdió el Movistar en su lucha por evitar el descenso. Duelos en los que los estudiantiles sacaron un gran lección para medirse con su vecino.

“Cuando estás presionado es cuando entran los nervios en acción. Utilizando un símil tenístico hay que hacer como Nadal, pensar en cada bola y no en la siguiente, hay que pensar en cada ataque y en cada defensa y no en lo que pueda suceder después”, continuó Cuspinera, que llega con la lección aprendida de sendas derrotas: “Dentro de la trascendencia del partido hay que jugar con tranquilidad, algo muy fácil de decir y entender y no tanto de conseguir”.

Raventós

En el banquillo contrario, un amigo: Josep María Raventós. Ambos compartieron banquillo en el Fuenlabrada como primero (Cuspinera) y ayudante. La llegada del técnico catalán ha cambiado la cara del Urbas: dos victorias en cuatro partidos. Las derrotas ante el Barça, en el último suspiro, y frente al Real Madrid tras un buen primer tiempo. “Lo que le ha dado ha sido tranquilidad y confianza. Nos conocemos muy bien”, comenta Jota.

Read More